Opinión

Giammattei logró sacar al país del concierto de naciones democráticas

Lo que estamos consiguiendo es ahuyentar a los pocos inversionistas que ya existen.

En diplomacia los gestos dicen más que las palabras. Para los regímenes autoritarios y corruptos la diplomacia es un estorbo y una molestia, pues, aunque se hagan los locos de los mensajes que reciben de otros países, sus actos antidemocráticos quedan siempre en evidencia y deben recurrir al silencio y/o ataques pírricos.  El Gobierno de Estados Unidos invitó a poco más de 100 países a una cumbre de la democracia, dejando fuera de la misma solo a 8 países de los 35 que integran el continente americano. El club de los no invitados son: Cuba, Venezuela, Nicaragua, Haití, Bolivia y los tres países del triángulo sin norte, con lo cual en Centroamérica solo fueron invitados Belice, Costa Rica y Panamá. Países históricamente atados a Estados Unidos para bien y para mal, ahora presumen de independencia y soberanía cuando de defender la corrupción e impunidad de sus élites se trata. Esta

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad

Publicidad