Opinión

Tragedia Guatemala

Personalmente les deseo una larga vida, para que por mucho tiempo sus conciencias les acribillen por su actuar.

Estimado lector, usted estará leyendo esto un día sábado, luego de una ardua semana y en medio de una agonía pandémica que no parece tener fin. Le prometo ser breve con esta columna. Alejandro Giammattei, Miguel Martínez, Pedro Brolo, Amelia Flores, Allan Rodríguez (y 99 por ciento del Congreso) y Consuelo Porras: en ustedes recae que este país se haya convertido en un cementerio. En ustedes recae que miles de personas al día se contagien sin esperanza de poder tener atención sanitaria digna. En ustedes recae que seamos de los últimos países de la región en vacunación. En ustedes recaen los miles de fallecidos que pudieron haber tenido una oportunidad de no ser porque ustedes prefirieron lucrar con un contrato sumamente turbio, mientras el país se cae a pedazos. Personalmente, les deseo una larga vida, para que por mucho tiempo sus conciencias les acribillen por su actuar y nunca tengan

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad

Publicidad